Miércoles 23 de Noviembre de  2022 // 05:20 hs
PRINCESA CARLOTA

La Princesa Carlota revela un detalle que nadie esperaba sobre la Reina Isabel

La Infanta lució su primera joya.

Escrito en CELEBRIDADES el

El lunes se vivió un día histórico en Reino Unido con la última despedida en Londres a la Reina Isabel, quien falleció el 8 de septiembre. Durante todo el día hubo muchos detalles, entre ellos se destacó las imágenes que las cámaras pudieron captar de las caras de Meghan Markle y la Princesa Carlota, ambas llorando. La misma Princesa Carlota protagonizó también una peculiar secuencia, le dijo a su hermano Jorge que agachara la cabeza al paso del féretro.

Dada la corta edad de los Infantes, los expertos de la realeza no se ponían de acuerdo sobre si el Príncipe y la Princesa, de nueve y siete años respectivamente, debían o no estar presentes en el funeral. Pero debido a que la Reina de Inglaterra mantenía una estrecha relación con ellos, que la llamaban "tita", decidieron de que también asistirían.

La primera joya de la Princesa Carlota. (Instagram)

La Princesa Carlota, que, junto a su hermano, han acompañado a la comitiva fúnebre de la mano de sus padres, los Príncipes de Gales, también ha lucido en su solapa un broche en forma de herradura, regalo de la Reina Isabel y un claro homenaje a su bisabuela, amante de los caballos.

La Princesa Carlota, llora en el funeral de Estado de Isabel, en la Abadía de Westminster. (Instagram)

La pieza de plata que lucía la Princesa se trataría de una reliquia familiar. El broche perteneció a la Reina María Teck, esposa de Jorge V, en 1920 y luego pasó a ser de La Reina madre, Isabel Bowes-Lyon, tatarabuela de la Princesa Carlota. Este broche con forma de herradura fue de generación en generación, y esta vez iría para La Infanta a modo de herencia, siento la primera vez que Carlota mostraba una joya en público.

La Reina Isabel mantenía una estrecha relación con los infantes, que la llamaban "tita". (Twitter)

Inéditos momentos

Un momento que llamo la atención de todos y que muchos calificaron de 'millenial', fue cuando doña Sofía, llegó al templo del brazo de su hijo, El Rey Felipe VI, con su móvil colgado a modo de bandolera. El Presidente de Armenia no quiso quedarse atrás, causando polémica al hacerse una foto frente al féretro. A él también se le sumo con la selfie el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

Por su parte, El Presidente de EEUU llegó a Westminster en la 'Bestia', vehículo con el que acudió al funeral. Eso sí, una vez dentro de la Abadía tuvo que ceder el paso a una comitiva que ya estaba en marcha y esperar hasta ocupar su sitio.