Domingo 14 de Enero de  2024 // 14:39 hs
PESETAS

Estas cinco monedas de pesetas te harán millonario en un abrir y cerrar de ojos

Pueden llegar a valer hasta 22 mil euros.

Escrito en VIDA el

En el universo de las monedas de pesetas antiguas, hay tesoros escondidos que podrían hacerte millonario. Aunque la mayoría de estas monedas están en manos de coleccionistas, conocer su valor potencial podría cambiar tu perspectiva sobre esas pequeñas piezas metálicas. Encontrar una de estas monedas codiciadas en una caja olvidada en una mudanza o en el rincón empolvado de la casa de tus abuelos podría ser como encontrar una aguja en un pajar. Entonces, ¿qué tienen estas monedas que poseen tanto valor?

Jesús Vico, especialista y director de la Asociación Española de Numismáticos Profesionales, ofrece información valiosa sobre algunas monedas de pesetas que tienen un gran valor económico. Sin embargo, advierte que no todas las monedas antiguas valen una fortuna simplemente por tener un año específico en una de sus caras.

La moneda de cien pesetas de Franco que cuesta 210 euros. (Twitter)

Uno de los aspectos fundamentales para determinar el valor de una moneda de peseta es diferenciar entre el año en que se acuñó y el año en que se puso en circulación. En las monedas de pesetas, el año de "emisión" está en una cara y el año de "acuñación" en la otra, representado por pequeñas estrellas.

Moneda de cinco pesetas de Franco. (Twitter)

La escasez y la demanda son factores cruciales en la valoración de estas monedas. Aquellas que se acuñaron en menor cantidad y que poseen características únicas pueden atraer a coleccionistas dispuestos a pagar sumas significativas. Por ejemplo, una moneda de cien pesetas con la imagen de Franco del año de emisión 1966 y año de acuñación 1969 podría valer alrededor de 150 euros. Sin embargo, si el año de acuñación también es 1966, su valor podría estar más relacionado con el precio del metal con el que está fabricada.

No todas las monedas antiguas valen una fortuna simplemente por tener un año específico en una de sus caras

Otra moneda notable es la de 50 pesetas del año 1957, que puede alcanzar un valor impresionante debido a su rareza y a que se trata de una moneda de prueba. Por otro lado, una moneda de peseta del año 1946 acuñada en 1948, diseñada por el escultor Mariano Benlliure y Gil, podría valer hasta 2,200 euros en buena conservación.

La moneda de 50 pesetas que vale 22 mil euros. (Twitter)

Auténticas rarezas

Incluso hay ejemplos de monedas que se consideran auténticas rarezas. Las monedas de 50 pesetas con la cara de Franco acuñadas en 1949 con la estrella de acuñación mostrando los años 51 u 52 podrían llegar a valer hasta veinte mil euros debido a su escasa circulación.

La moneda de peseta más cara. (Twitter)

En resumen, las monedas de pesetas antiguas podrían albergar un valor sorprendente, pero su apreciación no depende simplemente de su año de emisión. La rareza, la demanda y el estado de conservación juegan un papel crucial en su valoración. Quién sabe, tal vez una revisión minuciosa de esas monedas olvidadas podría revelar un tesoro que cambiará tu suerte financiera.